viernes, febrero 15, 2008

Oñón casco antiguo, siglo XIX


El barrio de Oñón no conserva casi ningún vestigio.

La localidad de Mieres ha estado, desde principios del siglo pasado, dispuesta urbanísticamente para crecer y expandirse. Documentos de 1900 demuestran que el trazado del casco urbano fue ordenado de tal forma que se pudiera ampliar a medida que la población fuese creciendo. El barrio de Oñón es un núcleo que se constituyó antes de 1897.Los planos del barrio aparecen recogidos en un libro editado por el ayuntamiento: Noticias históricas de Mieres, muestran un entramado de construcciones bajas y de pequeña volumetría, de las que sólo se conservan las que están situadas al borde a la calle Numa Guilhou. El resto del barrio, que constituía uno de los núcleos más importantes del casco urbano, ha desaparecido totalmente.
He estado viviendo en el barrio de Oñón desde hace muchos años, y a veces, todavía estoy descubriendo nuevos lugares y secretos ocultos después de tanto tiempo. Por eso nos gustaría llevarte a dar un paseo por les caleyes laberínticas, compartiendo historias contigo acerca de su pasado y presente, hogares, y sobre todo, su gente, ausente y presente.
Un barrio añejo con estilo propio, con sus casas bajas sin cerraduras en las puertas, que daban una exquisita sensación de paz y tranquilidad a sus habitantes.

martes, mayo 09, 2006

- Recuerdos borrosos

Se cuenta que Sócrates explicaba que, para acordarse, es preciso haber sabido antes la cosa de que uno se acuerda.
Nos dirigimos a ti anónimo visitante o tal vez antiguo habitante del “Viejo barrio de Oñón”, para que nos acompañes en un recorrido por la memoria a través del cual iremos rellenando los espacios hoy vacíos con la evocación de la vida y obras de los antaño pobladores y vecinos de Oñón.

Desde nuestra más tierna infancia jugamos en les caleyes de este peculiar barrio de Oñón. Son muchos y muy buenos los recuerdos que guardamos de este sin igual barrio y de su estupenda gente.

-Aventuras mil tenemos para contar, pero debido a la cantidad de vecinos que tiene cada caleya, las iremos publi
cando en tramos, con la intención de facilitar su lectura.

-No pretendemos hacer la historia del barrio, sino un recorrido por el.
-Esperamos, que si tenemos la suerte de que alguno de vosotros visite el blog del barrio, le guste tanto como a nosotros nos gustó vivir en el.

-Queremos aprovechar esta página para expresar nuestro agradecimiento particular a todos los colaboradores y vecinos que han hecho posible la confección de este blog.

"Plazoleta d` cañu"

Plazoleta d` cañu (I-II)

Vamos a empezar en este lugar centro del barrio presidido en otro tiempo por la fuente de agua potable que por esa razón dio nombre al sitio: “Plazoleta d’ cañu”. Foro y lugar emblemático que permanece a través de los años para acoger a la "Folixa del barrio", cita anual que celebramos el último sábado del mes de Junio, dando vida de nuevo a la mítica plazoleta.
“Plazoleta d’ cañu”
En esta plazoleta sobresalía la casa de Ulpiano Lada y su esposa Amor Suárez, con sus tres hijos José, Isabelita, con su marido Alfredo Arias y sus hijas Mª Isabel, Mª Amor y Marian, y Eduardo, con su esposa Manolita y su hija Ana, estando asimismo el piso superior habitado por las hermanas de Amor, Julia y Tina y la planta baja por Constante el carpintero, con sus hijas Oliva, Maruja y Morina, posteriormente el esposo de esta Manuel, apodado (el Cordobés) trabajador de Fábrica de Mieres, y por último Luzdivina “La Riberana”

Seguidamente se encontraba la carpintería de Alfredo “el Frachuelu” que era hermano de las mencionadas Amor, Julia y Tina, Alfredo fue un hombre muy carismático dentro del barrio y de él se podrían contar numerosas anécdotas.
A continuación la casa de Manuel Menéndez y su esposa Trinidad Fernández que tenían cuatro hijos Josefina, José María, Jesús Manuel y Ángel, asimismo el marido de Josefina, José Sánchez (el Maño) y sus dos hijas María José y Margarita. Posteriormente en este mismo hogar, José Madera con sus hijas Maria Isabel y Ana Belén.

Para tu atención en este lugar,¡si!, aquí vivía una persona notable,
Trinidad Fernández, al igual que muchas mujeres de nuestra tierra que en la época gris y oscura de la posguerra vivieron situaciones extremas, aún así, esta mujer introdujo el resplandor y la gracia de una alegría natural traducida en canciones y simpatía que animaron las penurias propias y de sus vecinos. Viuda Trinidad y con cuatro hijos todos de muy corta edad, en los años mas tristes y miserables de nuestra reciente historia, multiplicó hasta el infinito su talento natural y con su capacidad de trabajo rayando en lo mítico, pudo superar un accidente que le dejó una mano prácticamente inútil.
Este es su extraordinario mérito, el reconocimiento y el afecto de sus vecinos por mantener y compartir su alegría a pesar de las duras condiciones y la lucha diaria por sobrevivir y sacar arriba a los suyos.
No nos quedaremos aquí a pesar del interés en esta historia.

Como consecuencia de la época (recién terminada la guerra civil) en la carpintería del Frachuelu todos los días al anochecer y tras finalizar la correspondiente dura jornada, se reunían el propio Alfredo, Manuel Menéndez, Federico Arranz, Monca, y algún otro vecino, al objeto de “arreglar” el País, dado que allí analizaban tanto las noticias que les llegaban, bien a través de Radio Pirenaica (había contados aparatos de radio en el barrio) como los comentarios vertidos en los correspondientes centros de trabajo, pues en aquellos tiempos las reuniones estaban totalmente prohibidas, y los bares por razones obvias tampoco eran los mejores lugares para cierto tipo de conversaciones, además la paredes tenían oídos, y las desagradables sorpresas estaban a la orden del día, por lo que dicho taller se convertía en carpintería de día... y congreso de noche.


Rincón del barrio de Oñón (1950)
Siguiendo el orden a continuación, Federico Arranz y María López (la avellanera) con sus tres hijos, Ángeles que era una gran cinéfila, pues conocía a todos los actores y actrices de la época, también tenía la casa llena de carteles anunciadores de películas, posteriormente estuvo unos cuantos años trabajando en Francia, donde regresó tras su jubilación, conservando toda su alegría y vitalidad, Margarita que también siendo muy joven se fue para Argentina, donde se casó y ejerció su carrera de medicina, y José Ramón apodado (el cesteru) con su esposa Araceli y su hija Marigel, finalmente los suegros de Pablo Borge.

domingo, mayo 07, 2006

Plazoleta d`cañu

Plazoleta d‘ cañu (II-II)
casa de Santiago Madera y de Jesusa López (la Riberana)
Seguimos con los vecinos y allí estaba la casa de Santiago Madera y de Jesusa López (la Riberana) con sus hijos Leandra, Vicenta, Valiente, Vitoria, Paulino, José, Luis y Gloria, también Quico hermano de Jesusa y posteriormente Rafael Rebollo esposo de Vitoria, y aquí nacieron los hijos de este matrimonio Sergio (que al igual que su padre destacó como sindicalista) Rafael y Miguel, después Leandra hija de Gloria
Luego la de Socorro madre de los “Carala” que tenía cuatro hijos Jamín, Pepe (que jugó al fútbol de portero en el Caudal) Tino y Gelita, la sigue la de Eligio que era maestro y su esposa Marcelina, también con cuatro hijos Eduardo, Luis, Daniel, y Tony.
En el piso superior José Husillos (que fue sargento de la Cruz Roja) y Casilda, con sus hijos Pepa y su marido Lozano ( Músico y componente de la famosa “Orquesta Luna” de Mieres) y Enedina, casada con José Luis Campo que aunque era natural del barrio de la Villa, muy pronto se integró en Oñón, donde también nacieron sus hijos Ana, José Luis y María Amor. En la otra mano Guillermo y Mercedes “la Virula” con sus hijas “Piru” y “Pochola” después Luis y Tela con sus hijos. posteriormente Oliva Pariente, con su marido e hijos.

En la planta baja de este edificio Alfredo que era guarda Municipal, y su esposa Herminia “la raposina” con su hija Luisa, que fue una destacada cantante solista de varios coros tanto femeninos como mixtos, (dicen los entendidos en la materia, que su voz era mejor que la de María Callas) también en este mismo hogar, vivió Sabino “el chatarrero” y su esposa Mary Uría
Dando la vuelta a la plazoleta se encontraba la escuela de Eligio, en la esquina el Taller de Román (posteriormente este taller se trasladó al Batán) y la entrada a la fabrica de Sifones ,Boliches, Hielo etc. de la familia Noriega
Frente a Alfredo y Herminia y en la planta baja la casa de Francisca, con su hijo Santos del Cuadro y su esposa Ventura Barriales, Santos era el “traumatólogo” oficial del barrio, pues todo vecino menor o mayor, que rompía o desencajaba algún hueso, acudía presto a ver a Santos que hacia auténticos milagros y además era un gran samaritano.

En la primera planta Ciriaco y Rosario “la cerezala” (una lechera muy popular en el barrio) con sus hijos Rosita, Conchita, Mary, Andrés, Gelín (apodado ”lentejina” que era una maravilla jugando al fútbol y falleció siendo muy joven) Luis y Genito, (que fue quien inauguró en Mieres el “Mesón el Escudo” y también durante varios años gerente del “Pub Ibiza” ) posteriormente también Alejandro marido de Mary.
En la parte superior Josefa “la de la Buhardilla” y sus hijos Cesar, Aurina e Isabel, esta con su marido Paco, que fue camillero de la Cruz Roja.
El “Caleyón”  aquí nació Juan Menéndez Muñiz (Juanin de Mieres)
(el Almirante de la Canción Asturiana)
Además de caleyas, también había un “Caleyón” y allí nació Juan Menéndez Muñiz (el Almirante de la Canción Asturiana) y estaba el hogar de Flora y su hija Magdalena, Josefa con sus hijos Alfredo Roza, “el traviesu” que era pintor, Kike, y Argentina, también Isaac “chaquetina” y su esposa Patro con sus hijos Paulo, Ramón, Tino, Valiente, Delmira y Chelina, asimismo Cesar Otero con su esposa y su hijo Pelayo, y Alfredo “el frachuelu” con su esposa Tinina
Alfredo “el frachuelu” tenía por costumbre todos los días, tras acabar la jornada laboral acudir como la mayoría de los vecinos a “expansionar” un poco al Bar el “Llobu” allí se enfrascaba en la lectura (era un devorador de todo tipo de lectura que caía en sus manos) una vez bien repasada la prensa del día, y tras refrescar el gaznate con unos tragos de vino tinto, al final de la tarde y al retirarse a su domicilio se dirigía al retrato de Franco que colgaba en un cuadro en la pared al lado de José Antonio, (era obiglatorio exhibirlos en todos los locales públicos) y metiéndole los puños por los ojos, mascullaba unas palabras entre dientes, ya contento se despedía todas las noches hasta el día siguiente, que repetía la misma operación.
Entrando de nuevo en la Plazoleta estaba la casa de los Balmenor compuesta por el matrimonio Feliciano y Valentina y sus seis hijos, Mino, Manolo, José, Adela, Tino y Felicita siendo la planta baja destinada a tienda de ultramarinos, donde Manolo y sus hermanas Adela y Felicita, eran quienes generalmente estaban al frente del negocio. posteriormente Manolo montó un negocio de hostelería en el Batán.
casa de Manolín “el pericu” y su esposa Julia
A su lado Ramón “el barrenderu” y su esposa Esperanza, que murió como consecuencia de incendiársele las faldas en la cocina y no atinar a pedir auxilio a sus vecinos, que cuando se dieron cuenta ya era demasiado tarde. Después José con su esposa Irene y su hijo, y por último Eulogio con su esposa Julia. Seguidamente la casa de Manolín “el pericu” y su esposa Julia, y sus dos hijos Julina, con su marido Fernando y Mario, Manolín era maquinista del Peñón y Julia la alegría del barrio, pues en cualquier tertulia en la que estaba esta mujer (a pesar de que los tiempos que corrían no se prestaban para muchas fiestas), la juerga estaba asegurada, dado que tenía un gran sentido del humor y una simpatía fuera de lo normal, también su hijo Mario heredó esta alegría y sobre todo de niño protagonizó travesuras muy simpáticas, posteriormente también destacó como sindicalista

domingo, abril 23, 2006

La Española

Palacete de Luis Banciella
Siguiendo la misma línea y tras cruzar la huerta, el Palacete de Luis Banciella y su esposa Tina, con sus cuatro hijas, Mary Flor, Emma, María Jesús y Gemma, asimismo Jenaro esposo de Mary Flor y los hijos de ambos, también Eulalia que trabajaba en la casa y era una mas de la familia.No seríamos justos si no resaltáramos los rasgos humanos de Tina Banciella, una señora con un gran corazón y muy sensibilizada con las familias mas necesitadas del barrio, con los cuales siempre tenía muy buenos detalles

Pegado a un lateral y en la parte alta, Cándida y su esposo Alberto, con sus hijos Alberto, Faustino y Avelino. En el primer piso, Pedro Campo con su esposa Amor y la hermana de esta Sagrario.
En la planta baja vivieron varias familias, Agustín y su esposa Nereida con sus hijos Rodo (que fue jugador del Caudal) Sonia y Pili. después Tina y Manolo Polear, con sus hijos Mamel, Jorge y Carlos .
También José María Menéndez, (el hijo mayor de Trina) con su esposa Celsa Borge y aquí también nació Beatriz hija de este matrimonio, finalmente la habitaron Pablo Borge y su esposa Ana, con sus hijos Pablo y Vicente
Enfrente la casa de doña Eduviges, con su hijo Fernando Chápole, Aurina, (hermana de Eliseo el carpintero) José “el Llargu” con sus hijos Eliseo, Eladio, Elías, Eloy, Consuelo, Angelín y Sarín (que cantaba tangos como el mismísimo Carlos Gardel) y por último José y su familia que procedían de Grado.

Próximo el portal de Evelio “el español” con su esposa Araceli y sus hijos Tino y Cholo, Evelio trabajaba en Fabrica de Mieres y también era acomodador del cine Esperanza, cargo que desempeño posteriormente su hijo Cholo, en el mismo portal Manuela “la cestera” con sus hijos Olivo y Olvido, esta con su marido Reinerio y sus hijos Andrés y María Jesús. (el marido de Olvido era chofer de Nueva Montaña y falleció en un desgraciado accidente de automóvil en el Padrún) después también un matrimonio de Grado con sus hijos.

En el piso superior Enrique el retratista, Isabelita (taquillera del cine Esperanza) su hijo Mario y su sobrino José Luis, enfrente Doro y su esposa Clara con su hijo Dorín, también Veneranda y su hija casada con Vicente (el carbonero)

Seguidamente Jesús y Consuelo con sus hijos Alicia, Esther, Berta, Pili, Pepe, Chelito, Inés y Chus, después los “Caredo” Guillermo, Pilar, Chema, Luis, Chona, Eustaquia y Presenta
A continuación Engracia del Cuadro y Pablo Fuertes, industriales pescaderos, y sus hijos Pablo, Antonio, Vicente, Julio, Luisa, Josefina y Lolo Fuertes. Continuó en este hogar, Luisa que contrajo matrimonio con Emilio Borge, y sus cuatro hijos Pablo, Luisina, Arsenio y Josefina, que sigue con el tradicional negocio de familia.

Le sigue la casa de Baldomero López (el cabo López) y su esposa Gloria (hermana de Araceli la mujer de Evelio) que tenían cuatro hijos Cándida, Avelino, que regentó el Llagar del “Llobu” Pepe (que tras el accidente donde perdió un brazo se hizo cartero rural) y Roberto que era la alegría personificada.
En el primer piso, José “el llargu” y su esposa Consuelo, también sus hijos Saro y Chelo con su marido Ángel “el Maño” (Jefe de los Autobuses Municipales de Mieres) y sus hijos José Luis, Ángel, Eliseo, Marigel y Javier. En el piso superior Amor su esposo Enrique y sus hijos Santiago, Enrique,Conchita, Pepita y Manolo que falleció cuando todavía era un niño.

Luego el portal de Máxima (la española) con ella sus hijos, Evelio, Carmina, Delia que se casó con Juan Lázaro y la hija de estos Ana María ”Raquel”, también Palmira que era panadera y su hija Dorita que destacaba tanto por su belleza, como por su simpatía (fue dama de honor en un concurso para la elección de mis Asturias) y Avelino, que practicaba el boxeo, con su esposa Marina y sus hijos. en la otra mano la familia de Nieves Uría que tenía unos cuantos hijos, Ángeles, Esther, Montse, Mary, Celia, Oscar, Luis y José Manuel.
En el piso superior Fidel y Concha con su hijo Falito. también María y sus hijos Eduardo y Mª Amor, luego Presenta y su esposo, con sus hijos Amor, Tino, Divina, esta con su esposo Miro (el carboneru) Tinina, Chus y Ángeles, con sus sobrinos Laurita y Horacio. Seguidamente Laureano Manjoya (que era Gaiteru) con su esposa Irunda y sus hijos Pepe, Lola y Carmina.
Después el domicilio y la tienda de Marco Polo (con anterioridad esta vivienda la habitó la familia Madera hasta que sufrió un incendio) posteriormente la habitaron varias familias

Haciendo esquina y en el piso de arriba, Collar y Pilar “la Caxilona” con su hija Soledad y los hijos de ésta Luis y Ángel Villoria, también su sobrino Luis que había quedado huérfano cuando descarriló el Ferrocarril, y volcó al río Caudal cerca de Santullano allá por el año 39 y en la planta baja Aurora, (hermana de Soledad) con su esposo Andrés y sus hijos, Santos, Ángel, Julio, Miguel y Lourdes.
Dando la vuelta, Marcelino y Amparo (la lechera) con sus hijos Ino, Lolo, Tony, Anita y Rubén (que también falleció muy niño) y a su lado el hogar de Ciriaca su hija Asunción y el marido de esta Ezequiel con sus hijos Ezequiel (que con 56 años fue Cinturón Negro 1º Dan de kárate en Gijón) Ana, Elena, Blanquita y Mariposa, También José cuñado de Asunción.

sábado, abril 22, 2006

Ultramar

la Escuela Nacional 
Pasando el puente sobre el río San Juan, otro rincón entrañable era el Ultramar, y allí estaban Maquinay y Divina la modista, con sus hijas Ángeles y Mercedes. luego Menéndez (un gran futbolista que jugó en el Caudal) y su esposa. La sigue Luis Cabeza con su mujer y sus hijos Luis (que era Militar) y otro que no recordamos su nombre, también Santiago Trelles con su familia,
A continuación (y con unos “Maestros” muy dignos de la época) estaba la escuela nacional de niños y el de niñas, en aquellos tiempos tenían que estar separados los unos de los otros, y allí aunque solo fuera a la entrada y a la salida, se juntaban a diario todos los niños del barrio en alegre convivencia.
Muy próximo Manolo (el carbonero) Pilar con sus hijos Maximino y Pili Pantiga, Fausto (gran jugador de bolos) y su esposa con sus hijos Quique y Quini apodados los “Chamacos” que destacaron como cantantes, sobre todo canciones Mexicanas que las entonaban tan bien que parecían auténticos “Charros”.

Luego Tomasín, que era fotógrafo, con su madre y su hermana Elenita, cerca Emilio Riestra muy polifacético pues era músico, pintor, artista de títeres etc, Isidro Hueso y su esposa Pepita con sus hijos Manolo Pepita y Luisina. Eladio y Rosina con sus hijos, Macario que era Militar con su esposa Consola y sus hijas, el matrimonio León (el Jurado) con su hijo José Vicente, asimismo Sandúa con su mujer y su hijo Joaquín, y Tino y Amparo con sus hijos Felipe y Tino. allí sobresalía el famoso llagar de sidra de la familia Antuña, que aunque era muy grande, se quedaba pequeño los días de las espichas
(También había dos señoritas, que Ramonin Antuña las había bautizado como las señoritas del “Parasismo”. Tenía su casa dando a la calleja de La Pantuxa; gozaban de un privado y cuidado jardín que tenía la pequeña mansión. Era la mejor construida y distribuida que por allí había. Las señoritas del Parasismo, vivían holgadamente de las rentas y las pensiones vitalicias que les habían dejado sus padres. Gastaban sombrillas para protegerse del sol, vestían meriñaque, se tocaban de sombrero de fieltro y eran de buen porte y exquisita educación. Terminaron marchándose para París, la casona luego fue hogar de Belloso que trabajaba en el Basculador de El Barredo y su esposa Trina)
Río San Juan, a su paso por Ultramar
Dando la espalda a Ultramar vivía Emérita con su hijo D. Juan Vicario, inolvidable maestro, director del Grupo Escolar Aniceto Sela y Joaquín F. Riesgo, chacinero de prestigio, que tubo que exiliarse en Madrid, por motivos políticos y vivió sus últimos años preocupado por lo difícil que se ponían las circunstancias. Fallecida su esposa y sin descendencia, el chalet y la pequeña finca que lo rodeaba, lo regaló a la joven que le atendió los últimos años, ahora lo adquirió el Ayuntamiento de Mieres y lo destina a refugio de los Jóvenes sin Hogar, o de difícil adaptación.
Destaca allí también la casa del Notario de Mieres, Don Justo Vigil, que vivía con sus hijas Elena y Carmina, casa que proyectó imprimiéndole un estilo asturiano el famoso arquitecto Teodoro de Anasagasti, que vino a Mieres con intención de dejar su sello plasmado en el nuevo urbanismo pero sólo tres muestras quedaron y se sostienen: la citada, las Casas Baratas y la Casa del Pueblo del Sindicato Minero que lideraba Manuel Llaneza Zapico. También aquí estuvo ubicado el Grupo de Empresa de Fábrica de Mieres

lunes, abril 17, 2006

La Pantuxa

Cogió el nombre, porque allí vivió muchos años la madre de Giordano el barbero. ocupaba un hórreo que luego fue vivienda para La Riberana, posteriormente allí vivió Miguel y su esposa Aurina con sus hijos Nini, Teresa, Matilde y Beltrán, Los bajos de éste hórreo estuvieron los últimos años habitados por familias gitanas todas muy arraigadas en el barrio y muy bien consideradas, como las de el Biter, el Maninas, la Niñona, el Luis, el Mendao, la Visita, el Chan, el Antonio, los Jiménez, los Vargas, y muchas más, todas con sus antecesores y sus correspondientes churrumbeles que no solían ser pocos.

(Era todo un espectáculo poder contemplar y escuchar por las noches a estas familias gitanas todas unidas, ante una gran hoguera que hacían en plena caleya, cantar, tocar la guitarra y hacer palmas, saliendo a bailar desde los mas ancianos a los mas niños, y así todos los días del año, por lo que parecía que en lugar de estar en Oñón, estábamos en “el Rocío”)

En el lateral vivía Felipe García y su esposa Elvira, sobrina de Valerio el medio ala del Racing de Mieres, y sus hijos Tati, Jorge y Berta. también María la abuela de éstos. (posteriormente se mudaron al Ultramar)

Al principio de la caleya estaba Adela “La Novala”, Maruja con su marido Paco, Eusebio, luego Aurelio y Consuelo, con su hija Pepina sus sobrinos Lala y Ramón, y sus nietos Gerardo y José Luis Álvarez Lauret.
(Lauret es un gran conocedor y mejor intérprete de las leyes jurídico-laborables y fiel asesor y colaborador desinteresado de los trabajadores, tanto activos como pasivos)

En la parte de arriba, Eudoxia “la Gallega” con sus hijos Nair y Josefa, también Agustín, y Julia, cerca Lucinda, Carmucha, Pepe “el Areneru” con su esposa Lola y su cuñado Elicerio. Bernarda la Cazurra con sus hijos. Luego Presenta, Guillermo, Agustín, Pedro, María Luisa, Antonio y Catalina.

Al final y dando la vuelta, Gabina con sus hijos Gelita, Julia, Mercedes, Tolo, Juan, también Pili y Alfredo hijos de Mercedes (Alfredo falleció en un desgraciado accidente de moto en el barrio de la Peña) en el piso de arriba Emilio el “barberu” y Carmen la Corralina, en la misma planta Remedios y su hija Mª Luz, enfrente Tudela y su esposa, cerca Socorro la carnicera, La Morana y Fernando Cortés, Sole y Juan, Josefina y Eladio con su hija Josefina, Telva , Adela y Laureano, en el piso de arriba Luzdivina “la Riberana” y su esposo Isabelino con sus tres hijos, Mary casada con Pepe, Miguel y Luis.
Cerca de la carretera, la familia de Marcelino Ferrera y Teresa con sus hijos Gelina, Lolo,Tina, Morina, Pepín, Rosita y Luis, también allí, Julio Yánez y Teresa con sus hijos, Genoveva, Teresa, Santiago, Julio y Pepín.

***
“Oñón siempre fue un barrio abierto, tolerante y hospitalario”

viernes, abril 14, 2006

La Trucha

Esta caleya estaba a un lateral de la casona asturiana que tenía el doctor Vital Aza. La casona, de traza solariega, poseía un amplio jardín situado al poniente y sería para los meses de verano, cuando el buen médico venía desde Madrid a Mieres sin perder año, pues lo pasaba muy bien al lado de sus amigos y paisanos de la infancia. Vital que tenía dos hermanos, ambos ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, Pedro y Luis, uno de ellos fue Director de los Ffcc. del Norte, lo que hoy se llama RENFE.
La casona de Vital Aza, la adquirió el Ayuntamiento de Mieres con intención de hacerla Estación Municipal de Autobuses, pero luego fue cedida para que en el año 1970 se inaugurase el actual Pabellón Municipal de Deportes de Mieres

Siguiendo con la caleya de La Trucha, decir que allí vivieron Flor y su esposa Ramona que eran pescaderos con sus hijos Genta, Lola, Florín que cantaba en el Orfeón, Manolín, Chema y Belarmino. Flor tenía una pata de palo y los niños del barrio le provocaban preguntándole - Flor ¿no es cierto que duermes a pierna suelta? otras veces ­- Flor ¿no es cierto que en Primavera te retoña la pata? lo que hacía que cogiera la muleta amenazadora y todos los niños salieran corriendo de estampida.
Luego Tamargo y Leonor con sus hijos Lola, Marina, Pichi, Lito, Tinina y Ángel Tamargo, este ATS en Ensidesa, también Otilia con sus sobrinos Celso y Pepe, destacados jugadores de bolos, cerca Elías Piedra y Gloria “la Botonera” con sus hijos Raúl ,Gloria, Sabino y Teresa, también Oliva hija de Constante el carpintero con su esposo David

Al lado Tano que era facultativo de minas, y sus hermanos Sergio y Julio, Olvido con sus hijos Olvido y Manuel Luis, luego Magdalena y Chelito, Aurora Pedrazos con sus hijos Alfredo “Rudy” Charito y Lola, también La Trucha, madre de Adolfo y de Luis Tupine y tía de Lalo el Mancu y de Inés, Amor la de Lebrel con su hija y Virginia con sus hijos Adolfo, Blanquita y Paloma,
Arriba Inocencia y su hija Luisa “la virula” con su esposo Enrique Espina y sus hijos Vitu y Gelita, también Ángel Toraño con su esposa e hijo. Fructuoso que era músico y tocaba en la banda municipal de Mieres, su esposa Ramona y su hijo Andrés, al lado Emeterio y Carmina, Trini, asimismo, Flora la Corralina, madre de Emilio el barberu, Pedro Crespo y su hermano Pepe.

jueves, abril 06, 2006

Faelon

En Oñón se instaló en el nº 98 el Primer Ayuntamiento,la Casa Cuartel y muy cerca la Cárcel del municipio.

Esta era muy corta, salía de la carretera general y terminaba frente a la fragua de Román. En una esquina vivió Ramón El Sereno, padre de Enrique el retratista, que hacía verdaderas joyas de arte con la máquina y el trípode. También padre de Máximo Suárez, corresponsal del periódico La Voz de Asturias y empleado de Arbitrios en el Ayuntamiento, era hermano de ambos, Herminio que se hizo empresario de cine, cuando la guerra europea y después, explotó el Cine Novedades, pero no el que se conoció últimamente, sino otro mucho mas antiguo y construido de madera. 
A continuación estaban Petra y José María con sus hijos, José María, Morita, y Olga y sus nietos Ángeles Alonso (la nenita) y Eduardo.
También allí, Rodrigo Díaz y su esposa Carmina, con sus hijos Emilio, e Ibelise esta con su esposo Pepito Comerón y sus hijos Jose, Rodrigo y David
En un lateral estaba también el matadero de Manolo y Gloria, que tenían dos hijos Avelino y Nieves que se casó con Justo G. Zapico (la vivienda la tenían cerca del Bar Lebrel) también tenían carnicería en el Economato de Fabrica Mieres
(Manolo sufrió una descarga eléctrica en el matadero que le costó la vida, un accidente que causo una gran impresión entre los vecinos, al tratarse de una persona muy apreciada en el Barrio)

A continuación Tamargo (el camionero) después Sabina con sus hijos Norina, casada con Rodolfo (Fin el relojero) Mary Luz que se casó con Adelino y Luis también casado con Josefina estos con su hijo José Alberto , también aquí nació Noemí, hija de “Fin” y Norina .

En la parte delantera (donde estuvo ubicado la primer Ayuntamiento de Mieres) la tienda de comestibles de María, la madre de Esther, Amor, Electra, Elva y Tony.(la vivienda la tenían frente el lavadero) posteriormente la regentaron Francisco y Carmina con su hija. Al lado Bienvenido Cárcaba y su esposa Mercedes con sus hijas Tini, y Manolita esta con su esposo Lelo. que era un gran pintor
También Sofía la pescadera, con su hija Aurorina y una hija de esta, la familia de Domingo padre de “Los canarios” que eran tres hermanos, Cesáreo, Cesar y otro mas, después Aurora, otra clásica pescadera y su esposo Santos, con sus hijos Luis, Aurorina y Tony, seguidamente el matrimonio Blanca y Pepe, que falleció en accidente laboral en Fabrica de Mieres
La esencia histórica:
Según cuenta el dibujante e historiador Benxa,
sobre el año 1850, en Oñón se instaló en el nº 98 el Primer Ayuntamiento,
la Casa Cuartel y muy cerca la Cárcel del municipio.




sábado, abril 01, 2006

El Lavaderu

Allí estaba la casa Ángeles “la mayaona” esposa de Ismael Barrera el electricista con sus hijas, Amparo, Pepa, Pilar y Carola. asimismo Restituto y Herminia con sus hijos Pepe, Luis, Manolita, Herminia, Lourdes y Angelín. Posteriormente Joaquín y Berta con sus hijos Quinito y Marcelino, También Rufo y Petra con sus hijos Leonor, Gloria, Lola con su hijo Pedrito, después Jesús y Covadonga con sus hijos Paco, Covadonga y Jesús, en la planta Baja también Belarma con su hijo Luis,y muy cerca Generosa.

Mas allá Miguel y Agustina con sus hijos Agustín y Chus Pinos, este era albañil y pintor de brocha gorda, un loco aficionado al fútbol y quizá una de las personas mas polifacéticas del barrio. En esta misma casa también vivió Pin Rebollar, con su esposa Feli y sus hijos Gelinos con su esposo Rodrigo “el Rulo”, Quique y Pepín. posteriormente se trasladaron para la carretera general, junto a la Clínica de Ludivino.Cerca Antonio el Churrero, sus hermanos Manuel, Pepe, Balbina, Ezequiel y el padre de todos ellos, que se llamaba Juan y fue jardinero de la Casa Gerencia de Fábrica de Mieres. Había estado en Francia y trajo de allí toda esa escuela fina que precisa el buen profesional de la jardinería brotada de Versalles.
En la parte de abajo una familia gitana formada por Carmen y su esposo Ángel “el Gordo” que era el “rey de los gitanos” donde también habitaron otras familias gitanas, entre otras la que formaron José y mujer Dora con los hermanos de esta Pura y Moncho, que eran tratantes de ganado, lo que les permitía tener un poder adquisitivo poco común en aquella época.

Llegamos a casa de Quico y Firma con sus hijos Lolo, (que regentó el Bar “Llobu” ) Gloria y Ángeles, esta con su esposo Elías y sus hijos Tere y su esposo Lito, Sarín y su esposa Mary, Lolín el panaderu y su esposa (Marta, que vive en Oviedo con su hija Olga), Luisina con su esposo Tino, le sigue Antonio Panero que era carnicero con su esposa Amor y sus hijos Ignacio, José Antonio y Ana, también Elisa la “Xarrica” con su hijo Segundo.
Muy cerca Chus “el Chacal” (famoso boxeador) con su esposa Visita y sus hijos Jesús, y Elida, también Jamín y Carola con su hija Candy, le sigue la de Ramón el Lampisteru de Corujas (que tenía una pata de palo) con su esposa Nieves y sus hijos Nando, Liber y Tavio, también allí vivió Luis Madera y su esposa Manolita con sus hijos Santi y Gema, seguidamente y en el piso de arriba Quique, Elvirita y Carmina, también Lorenza con sus hijos Chus y Cana y el marido de esta Félix. Lelo Piedra y su esposa Estrellita Castro con sus hijos Gema y Jami vivían en la última plata. En la otra mano María, la viuda de Serrano con sus hijos ya relacionados(A pesar de los años trascurridos, todavía no se recuerda entierro mas multitudinario que el de Chus “el chacal”, pues el barrio de San Pedro, donde tenía su domicilio, quedo totalmente colapsado, ya que miles de vecinos y amigos acudieron a darle el último adiós)
También en esta misma vivienda, Gloria madre de Maruja y hermana de Trinidad, que durante muchos años y en un carrito que había encargado para estos menesteres, les llevaba la comida a los trabajadores de Fabrica de Mieres
En la planta baja la familia Gamez-Carmona que tenían unos cuantos hijos Mary, Mateo, Loren, Pepa, Miguel, Ángel... Luego la familia Rosas - Barrado con sus hijos Agustín, J. Diego...

En el lateral del lavadero, José que era cantero su esposa Pilar y sus hijos Andrés Mary, Pili, y José Ramón, esta familia procedía de Grado y posteriormente de desplazaron al barrio del Requexau. después la de Asunción con sus sobrinos Isaac y Ramón “Rula”, luego la casa de “los Xarricos” Cesáreo y su esposa Norina con sus hijos Carlos, Manolín y Naito, posteriormente en este hogar, Lito, trabajador de talleres Román, con su esposa e hijo.

Lavaderu de Oñón
"El lavaderu" Era el lugar más frecuentado por todas las mujeres del barrio, y además de lugar de trabajo lo era de reunión y cotilleo. El lavaderu representaba un auténtico aforo de relaciones sociales en la que no había lugar para la distinción de clases.(las mujeres lavaban para afuera, se decía entonces), en una tabla de madera estrujaban la ropa sin parar de frotar, iban al lavaderu con grandes baldes de ropa, la ropa se tendía en los balcones o se ponía el alambre de lado a lado de los árboles, con un palo en el centro para que el peso no venciera el tendido.

Mientras lavaban, las mujeres cantaban. Me acuerdo que mi madre cantaba una canción sobre unas espigadoras que recibían la aurora trabajando en el campo, en mi incultura, nunca hubiera imaginado que aquella  melodía encantadora fuera una zarzuela  “La rosa del azafrán”
ay, ay, ay, ay, si a tu lado me aguarda un querer...
,
Un barrio añejo con estilo propio, con sus casas bajas sin cerraduras en las puertas, que daban una exquisita sensación de paz y tranquilidad a sus habitantes.

miércoles, marzo 22, 2006

Fuxecu

En esta esquina está el llagar y Bar de José el “Llobu” y su esposa Manuela. encima tenía la vivienda en la que vivía con sus hijos Lila, Fina, Víctor, Ramón y Carlos, también el hijo de Lila, Tony Cañas. - esta familia esta formada por los auténticos “Llobos” aunque se les llamara también “Llobos” a todos los que regentaron este famoso Bar, tales como Lolo y Maruja los padres de Manuel Fernández “Lito” dirigente nacional del sindicato UGT. y también Avelino López y Violeta con sus hijos Avelino, Gemma, Paquita y Rosa.
Allí arranca la caleya que llega hasta El Fuxecu, en primer lugar el hogar de Hilario y Rosario con sus hijas Fé y Fonsa y en la parte de arriba Che (que fue operador del cine Novedades) y Morita con su hijo Daniel,
Seguidamente Pepe el pintor y su esposa Concha con sus hijos, también Gini con su madre, cerca la familia de los “Caleyos” Pepe que jugó de defensa en el Caudal Deportivo, Juanin, Sabino, Nieves, Lucita y Celsa, que se casó con Nicanor Trincado, dependiente de los Almacenes El Encanto, hoy residentes en Miami, también Teodoro Pravia, Industrial Fontanero (siempre fumando en su pipa) con su esposa Josefa y su hija “Picu”, casada con Rodo, en la planta baja vivía Ramonín el Llobu, con su esposa Alicia y sus hijos José Fernando y Conchita (José Fernando “el Llobin” todos los años, el día de la Folixa del barrio, acude y regala para sortear entre los vecinos un electrodoméstico, detalle digno de agradecer y resaltar)

"Recuerdo como era mi barrio, recortado abruptamente por montañas verdes y frondosas, - y me gusta mi barrio"


Seguimos en la caleya y allí está Paco Pons, que fue chofer del alcalde de Mieres y muy aficionado a la fotografía, mas arriba Isabel, con sus hijos Gaspar, Gelín (el Rey del monte) Florín y Josefa, también Lucrecia, que era modista, y un poco mas arriba Cesar, que regento durante muchos años el “Bar Xarricu” con sus padres y hermanos.
Girando a la derecha en el cruce, Cristino, Rosaura, con sus hijos Benido, Julio, Modesto y Vicente, Benido vivía en la casa de sus padres con su esposa Luisa y su hijo Julio, Benido empleado del Ayuntamiento era el encargado del mantenimiento de las Fuentes públicas y del Lavadero, también mas arriba, Ramón, Raimundo y Reinerio, ya en la Rotella, Gelita, Eugenio, Gloria, Miso, Sabina y Mary.
Abajo y en la otra esquina frente al Bar “Llobu” la tienda de Hortensia y Alfredo, en el piso de arriba Ángel “el llargu” y Encarna, (aquí también vivieron Ciriaco y Rosario “la cerezala” y nacieron sus dos últimos hijos Lili y Genito)

Luego Sagrario, Eusebia, Durán y Luisa, Sixto Vallejo (el carbonero) con su esposa y una hija que se casó con Marcelino el hijo de Berta, Modesta con su marido Aurelio y sus hijos. José Ramón (Monchu) y Lito que trabajaban en el “Garaje Díaz”. también su hermana Juanina con su esposo Vicente y sus hijos, Adela, Delfina, María Jesús y José Antonio, también su tío Chus que era ciegu,

viernes, marzo 10, 2006

Carretera Gral.

casona solariega conocida como “La Casa de los Buylla”, llamada también como “La Rotella”
construida en 1890
En la carretera general por la parte sur, las casonas de las familias Álvarez Buylla en la Rotella y los Álvarez Casal en la acera de enfrente, donde su padre era juez de paz, lo que hoy se llama juez de Distrito, en esta misma casa vivieron sus hijas Mª Fernanda “Fernandita” y su hermana Mª Luz Casal, esposa de D. Obdulio, médico de familia del barrio, su hija Mª Luz también nació en esta misma casona.
En el bajo de la casa, el “Planchador Barcelonés” del matrimonio Alfredo Camporro y Emilia con sus hijos Marta y Alfredo, al otro lado de la carretera, la carpintería “el Xarricu” y entrando por la “Cerca” María la lechera, con sus hijos Miguel, Antonio y Enedina, que se casó con Daniel Olavarríeta.
En la otra acera frente a la casa de Vital Aza, la de Martinin, (en la que tenía un gran patio, huerta, llagar y una vaquería con reses de raza y calidad). Benito Estrada, hijo de “Martinín” y sus hermanas Herminia, Isabel que reside en Málaga y Felicidad, que tenía una tienda de juguetes al lado del cine Esperanza, Goyita Morales y su esposo Efrén Fernández, con sus hijos Juan, Pepa y Benito, también allí vivió, Lucio y María con su hijo Ricardo García Cosio.

(Mil aventuras de crios, podríamos contar de esta casa y la de Luz Casal, y son muy buenos recuerdos los que de estas familias guardamos.)

Sobre la fachada principal de la casa “Martinín” había un escudo con el siguiente grabado:
Esta es la casa de Estrada, fundada sobre un peñasco, mas antigua que Velasco y al Rey no le debe nada.
Antes que Dios fuera Dios, y el mundo fuera un peñasco, los Quirós eran Quirós y los Velasco, Velasco.


(Cabe resaltar que Juan Fernández Morales y su esposa Maura Vega se desplazan todos los años desde Madrid, donde reside toda su familia, a Oñón, para festejar la Folixa anual del Barrio)

En la esquina la familia “Merendón” con sus hijos Antonio, Carlos.. y en este edificio se ubicó quizá la primera agencia de trasportes de Mieres, denominada “Agencia San Juan” que inauguró Segundo el “Xarricu”, siendo el transportista oficial Lito Menéndez en bicicleta con remolque, o carretilla de mano, posteriormente el taller de dibujo y pintura del excéntrico “Tinso”,

Luego Cima y Oliva con sus hijos Avelino y Manolito y otra hermana, muy próximos la familia Aguínaco, Maruja, Ernesto, (Fotógrafo y acomodador del cine Capitól), Pocholo y su hermana Elenita, con sus padres y también Nides la lechera con su marido,
Cerca Gabina Melchor que era tía de Vicente Vensán y Paco el ciego, un invidente “con mucha vista” pues jugaba al dominó que daba gloria verlo, dando la vuelta, Luis, casado con Magdalena Fraile, Virgilio el contratista y Angelín que cantaba como los ángeles, allí también la casa de Petra y Elías El Llargu,
En la otra acera la casa de Pilar e Isabel “Las virulas” con los hijos de esta Carola, Cecilia, Fonso y Rosita, esta con su esposo Oscar ”el Brujo” y sus hijas Rosa Mary y Ana Marta


Siempre destacaron las espichas del llagar de José el “Llobu” y sobresalía aquella pipa de roble que le daba un gusto especial a la sidra, le pusieron de nombre “la capitana” y el día que se rompía en espicha, la cola de bebedores llegaba a la barbería de Alberto Macías “el Cuallau”, que estaba al otro lado de la carretera donde vivía con sus hijos Hortensia, Paulino, Mercedes, Chelo y Laita, también en el piso de arriba el “Trabancu” que le faltaba un brazo su esposa y sus hijos Ramón y Gelita, esta casada con Chus, después Borge con su esposa e hijos.

Muy cerca de allí, Sagrario casada con Eloy el Llargu, miembro que fue del Laureado Orfeón de Mieres, después Ramón Muñiz (Monca) y su esposa Olga, con sus hijas Olguita casada con José Castañón y Celia casada con Juan Maquinay. (El padre de Monca, fue el que dirigió las obras para levantar las altas chimeneas de ladrillo en la Fábrica de Mieres, que elevaban el humo que salía de los altos hornos)

Después de la barbería de Alberto, estaba la casa Eugenia la Madrileña, madre de José Ramón, Neyo y Fina. por detrás Alfonso Piornedo con su Madre, posteriormente estos pasaron al Chalet de Vigil como Caseros.
Enfrente está la tienda de Vicente y Eudosia con sus hijos Chema, Segundo, Vicente y Luis, la de María con su esposo Marcelino y sus hijos Anita, con su marido Riestra el electricista y su hijo, Maruja y Chema, (que practicó la natación) pegado también Palacios y Elías “el Llargu”, en la planta baja entre otros Eliseo el carpintero y Presenta (la careda), posteriormente, Vicente ( el carbonero) con su esposa,
En la misma acera Emilio con su esposa y sus hijos Luisina, (que se casó con Benido el hijo de Rosaura) y Xuaco que era maquinista de Sela, cerca los Sampil, Cándida, Nieves que era maestra nacional, Chuchu, Luis, Sergio, Manolín “el pescador”, Mino y Tita la del Estanco, Vicente Noriega y su esposa Nieves, con sus hijos María Jesús y Vicente, (que tenía una confitería frente al cine Capitól, seguidamente la Barbería de Pepe, también la familia Cordera, Deogracias, Antón, Chefa, Luisa, Teresina, Cris Menéndez Muñiz, Cristeta que vivía en el piso alto y Ponciano, que vinieron de Castilla, junto con Antonio Jano y Capitalina.

En el bajo, vivió Adolfo el sastre que era cojo, había estado en París con su esposa y sus hijos, René también maestro cortador, Jesús y Neneta , una moza que rompió todos los moldes del recato femenino, se vestía Neneta de pantalones, se soltaba la melena y montaba en bicicleta o Moto como cualquier deportista profesional, encima vivía Constanza la del Polvorista, Inés el Truchu, Licu la Ralla y Francisco, en el bajo la tienda de “María la de Quico”, que posteriormente la regentó Tina Ferrera.

jueves, marzo 09, 2006

Carretera Gral.

“Viejo barrio, como te debe doler,
cuando en nombre del progreso… derrumban otra pared.”


En frente Nicolás, Jacinto, y su hermana Jesusa, muy cerca la tienda de Obdulia, y la casa de Florencio y Pacita, con sus hijos Goyo, Luis, Panchi y Nardo que se dedicaban al negocio avícola, también la familia Barriales, Piluca y Vicente con su madre ( Piluca y su marido eran empleados del cine Capitól ) al lado Maruja hija de Constante el carpintero con su esposo David y su hija, en la misma esquina (donde fue carpintería de Constante), varias familias gitanas, en la otra se encontraba la fábrica de Jabón de los “Frachuelos”.
Siguiendo por la carretera general y en la otra acera se encontraba la Peluquería de “Nieves la del Caleyu” que vivía aquí con su hijo Ricardo, posteriormente en este local se ubicó el bar Venecia, que inauguró Zósimo Barriales y una señora que le llamaban “La Amadora”, mas tarde lo regentaron Lito Mallada y su esposa Nievines, que le cambiaron el nombre y le pusieron “Bar Mallada”, Luego la familia Rubín con sus hijos Eduardo, Cesar... cerca también la clínica y el hogar de Ludivino, con su esposa e hija (antes fue la Carnicería de Glorina) arriba Alfredo Noriega y su esposa Fina, con sus hijos Alfredo... también la Familia Eguidazu, Senso, Florina, Chus... Pepe, el de la Imprenta Minera con sus hijos Raúl...la familia Rubín, Eduardo, Cesar...
Después Filomena y Ramón Pérez, (que falleció en el mismo accidente que le amputó un brazo a Pepe López, ocurrido en Fábrica de Mieres) padres de Ramón, (un hombre fuerte en la ejecutiva del PSOE de Mieres) y de Avelino, un gran mecánico de los que ya quedan muy pocos. forjado en “Talleres Román” donde empezó siendo casi un niño.

En la parte de arriba Marcelo y Anita “la Cascorra” y sus hijos, Mucha, Pochola, Lolo y Tere, mas adelante Zoilo que era albañil, siempre con su calada gorra visera y gran aficionado al fútbol, su esposa Ángeles (que trabajaba en el Matadero municipal) con sus hijos Paulina, Fifi y Zoilín, este último entró en el libro ”Guinness” al hacer el recorrido Mieres – Madrid, caminando y rodando un aro metálico con una “gancheta”
Palacete de Jamín Cutiellos

En la acera de enfrente El Palacete de Jamín Cutiellos con sus hijos Antonio y Carmina (casada con Chus Valgrande) y otra casada con Gumersindo Ramos (Que fue director del Hospital Álvarez Buylla) muy cerca Honorino cuñado de Cefero, con sus dos hijos, luego (donde fue la huerta el ”Llobu”) Pablo Tranque (jefe de personal de Agromán) casado con Chavela, la dueña de la Farmacia Laulate, el bar la Barra, que regentaba Bernabé, también con su bolera, la carpintería de Horacio, Caparrós...

Situándonos de nuevo ante la casona de Antuña allí estaba el bar San Juan, (también llamado bar la Franca) que también tenía bolera y merendero, lo regentaban Vicente y Piedad, con sus hijos Mary Carmen y Darío Vicente,
En la otra acera el Bar “Casa Rita” con su hija y el esposo de esta, también allí mismo el Chalet de Pedro Jove (Director de fabrica de Mieres) y la barbería de Ignacio.

Pasando el puente sobre el río San Juan, nos encontramos con la casa de Luis Noriega con su esposa Nieves que tenían ocho hijos, Vicente, Heraclio, Atanasio, Alfredo, Luis, Ángela, Manolita y Chelo. También Carmina que trabajaba en la casa y hermana de Nieves la de Ramón “el Coxiu” (en los sótanos de este edificio estaba también el Economato de su Empresa (Minas Novia y Morena) que explotaban en la Hueria de San Tirso)

Luego viene la de Román del Valle y su hijo Pepín con su esposa Tina Lebrel y sus hijos Manuel, David y María Amor, también en la planta baja Ramón Pérez y Raquel Lázaro con sus hijas, en la otra mano Eduardo y Pacita con su hijo Tony Laguna

También allí Aurelio (que falleció en accidente laboral) y su esposa Luz. luego Miro “el Mancu” y Gelina con sus hijos, Mino, Lito, Pili y Morina. Le sigue Alfredo y Hortensia con su hijo Alfredín. Mas arriba Concha, Antonio Matachana, Carmina, Maruja, Antonio Arranz..
Luego la familia Pujades, cerca Luís ”el Madreñeru y su esposa Pacita “la del fraile” que tenían bar, en el cual también vendían madreñas, con sus hijos Florín, Pacitina y Lourdes, también Magdalena con sus hijos Tano, Doro y Pepe. que fue director del Banco Herrero de Gijón, también Lino Villa y Rosario con su hija Charito.
Al lado la Biblioteca Municipal, y en el piso superior Don Roberto Barriales prestigioso Doctor especialista en cardiología con su esposa Charito, al lado Forascepy también famoso Doctor, con su esposa y sus dos hijos.

(Roberto Barriales Ardura, prestigioso y conocido cardiólogo, falleció la noche del martes día 14 de Abril de 2009 en su domicilio de Mieres. El doctor, casado con Charo Villa, fue médico de empresa de la ya desaparecida Fábrica de Mieres, ejerció en el hospital comarcal Álvarez-Buylla y mantuvo abierta durante muchos años su consulta de especialista en el número dos de la calle Numa Guilhou.)

(Cuando se habla de Doctores, los vecinos del barrio tenemos que hacer una mención especial y rendir homenaje, al cardiólogo tristemente desaparecido Dr. Roberto Barriales Ardura.
Al igual que al Doctor Don José María Álvarez Álvarez un buen Alcalde de Mieres 1949 / 1958, gran Médico y mejor persona, pues en aquellos tiempos de grandes penurias y en un barrio tan humilde como el de Oñón, acudía siempre presto a la llamada de cualquier vecino, sin importarle que el horario fuera intempestivo, ni que las inclemencias del tiempo muchas veces fueran las mejores, y caminando acompañaba al vecino para visitar al enfermo en cuestión, después siendo consciente de la situación económica de las familias, por mucho que estas insistieran, no cobraba nunca ni una sola peseta)
Anuncio de la Época
Seguimos en la carretera general y nos encontramos con el “Bar Lebrel” que tenía un hermoso merendero, bolera, llave, etc. lo regentaba Luciano Lebrel y su hija Leontina, Luciano viudo de Rosalía, tenía otros seis hijos, Cayo, Xuaco, Matías (Muerto en la guerra) Josefa, Amor y Tina, (que se casó con Pepín el de Román) y sus nietos Olvido, Luisa, Pepe y Tito , pegado estaban Luisa y Prudencio ( que trabajaba en el cine Capitol y sufrió un grave accidente cuando la construcción de la piscina cubierta), con su esposa y sus hijos Manuel y Pilar, voz destacada en el Orfeón de Mieres, Braña que era pagador de Fabrica Mieres, el Matrimonio Espina con sus hijas (una de ellas casada con Quique “el Chamaco” ) también Eustaquio... muy cerca la casa con finca de Luis Bernaldo de Quirós de la razón social “Alcoholera Andaluza”, Destileria Bernardo de Quirós. La primera destilería estaba situada en el cruce Oñon/Requejo, entre la calle Capitán Cortes y la calle Doce de Octubre, con el nombre de "Alcoholera Andaluza" años más tarde se desplazo junto a la estación del Vasco a la calle Pérez de Ayala.
Casona de Arroxo (Chalet)

Cerramos ya el capítulo de caleyas y vecinos y como decíamos al principio, seguramente nos quedaron un montón de vecinos sin mencionar, y posiblemente observen algún que otro pequeño error, pero desgraciadamente no disponemos de mas datos, por lo cual esperamos nos disculpen, por último una pequeña mención a algunos de los deportistas mas destacados en sus correspondientes épocas, como fueron entre otros muchos...

Jamín Cutiellos, gran cazador. su yerno Chus Valgrande, campeón nacional de esquí, Pepín del Valle, que era un fenómeno tirando al plato o pichón, Joaquín Antuña su hermano Ramón, Pepe el caleyu, Valerio, Pepe Carala, Menéndez, Rodo, Luis portero del Racing. Deogracias, Eguidazu... todos estos muy buenos futbolistas, Avelino el español y Chus “el chacal” en Boxeo, Monca en montañismo, Chema en natación etc.etc.


Casa Antuña
                           “El nuestro , tal vez no fue un barrio de alcurnia, pero sí con mucha historia.
                              Un barrio que nos hermana a todos los que compartimos aquellos años”.

domingo, febrero 05, 2006

- El pasado como referencia.

Hnos. Menéndez
“Nos gusta ser de Oñón”, un barrio de contrastes, de una tierra tradicional, con el pasado como referencia, el presente como realidad y el futuro como reto.

Voy caminando y me detengo, me detengo mientras camino para observar y …recuerdo como era mi barrio, recortado abruptamente por montañas verdes y frondosas, - y me gusta mi barrio; llego al espacio vacio donde yo vivía y ... solo queda una losa, soporte en la que antaño se apoyaba la fuente pública que dio nombre a esta plaza “La plazoleta del Cañu”
En pie solo queda el muro de la huerta de Eduviges, recuerdos… algunos ya borrosos, lo que nunca olvidaremos, es que Oñón siempre fue un barrio abierto, tolerante y hospitalario fruto del mestizaje de sus habitantes que, llegados desde todos los puntos del País, supieron adaptarse a sus gentes y costumbres respetando nuestra idiosincrasia propia, que aún hoy, siguen siendo nuestras señas de identidad.
Donde la esencia histórica y el devenir de los años se han clavado en las piedras de sus típicas callejas (sus caleyes y plazoletes) que hacen a cada mirada aspectos singulares y comunes, lecciones de tradición, que caminan de la mano de personas y personajes irrepetibles.

Un barrio que cada día despertaba con sones diferentes, pero con la misma fuerza de lo imperecedero, con las múltiples vivencias de un barrio que sigue palpitando en el corazón de sus gentes.